“Ni un momento pensé en las consecuencias de todo aquello. No pensaba sino gozar de esa presencia tuya en mis entrañas. Y escuchaba tu beso, lo dejaba crecer dentro de mí.”

—La amortajada, María Luisa Bombal

(Fuente: sembrandonuevasesperanzas)